PROYECTO FUENTES

Las fuentes de agua potable de las calles y parques de Madrid están siendo abandonadas por las administraciones que deberían velar por su conservación y mantenimiento, el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid a través del Canal de Isabel II. En muchos barrios de la ciudad las fuentes para beber ni siquiera existen, mientras que se ejecutan numerosos proyectos de urbanización en los que no se contemplan como elemento de la calidad del espacio urbano.

A PIE, como asociación de defensa del espacio público por el que camina o en el que descansa, espera, conversa o juega la ciudadanía, lanza una campaña para reflexionar y denunciar el proceso de degradación de las fuentes para beber.

El objetivo de la campaña es recuperar las fuentes para beber como patrimonio y servicio público de interés colectivo; un patrimonio por el que deben velar las administraciones y que debe ser defendido y valorado por la ciudadanía.

1.Por qué hacen falta fuentes para beber en el espacio público.

- porque en climas de calores rigurosos como el madrileño, las fuentes para beber contribuyen a que las personas se hidraten y puedan caminar con mayor comodidad.
- porque hay grupos de la población para los que la alternativa de bares o máquinas no es adecuada por edad, renta u otros factores.
- porque hay áreas de la ciudad en las que no existen alternativas para obtener el líquido vital.
- porque los niños aprovechan más el espacio público si disponen de agua en verano.

2.Un catálogo de la degradación de las fuentes para beber de Madrid.

En las últimas décadas, sin embargo, se ha olvidado el carácter beneficioso de las fuentes para beber en las calles y parques de Madrid, dejando las administraciones de atender a su conservación o a su creación en el caso de los nuevos desarrollos urbanos. En consecuencia, el panorama de las fuentes públicas para beber en Madrid se puede resumir en:

- grandes zonas sin fuentes.
- numerosas fuentes sin suministro.
- numerosas fuentes rotas.
- numerosas fuentes mal situadas para cumplir sus funciones adecuadamente.

A PIE pone en marcha un inventario ciudadano de las fuentes de agua potable de Madrid con el que se quiere llamar la atención sobre los problemas que arrastran y con el que se quiere dinamizar a la opinión pública y revalorizar el propio espacio público. Si la ciudadanía valora y respeta su patrimonio colectivo, la administración tendrá más dificultades para dejar que se degrade.

Si quieres participar en la elaboración del inventario colectivo, cuelga tus (no-)fuentes en http://meipi.org/apiefuentesdemadrid.map.php